viernes, 28 de enero de 2011

SOLUCIÓN DE LOS EJERCICIOS DE SIGNOS DE PUNTUACIÓN

PUNTOS Y COMAS
Se acercan las fiestas de este año -faltan sólo tres días- y se comentaban en la dehesa los nuevos pasos de Semana Santa y el orden de las cofradías. Parece que el año pasado el Ayuntamiento encargó a Barcelona un paso nuevo de la última cena. Como la Semana Santa se aproximaba y no llegaba el paso, telegrafiaron a la fábrica y les respondieron que harían lo que pudieran, pero que no podían comprometerse a nada Entonces el Ayuntamiento envió dos concejales para que trajeran los doce apóstoles sin la mesa, ya que en Sevilla tenían la del paso anterior en buen uso. Los concejales vieron que las estatuas de madera estaban ya barnizadas y secas. Y entonces se las llevaron a la estación. Sacaron billetes para cada una, como si fueran personas. Uno de los concejales se fue con Jesucristo a primera clase y el otro con los demás a tercera. Y así acaban de llegar ayer.
Ramón J. Sender, La tesis de Nancy

COMAS, PARÉNTESIS Y PUNTO Y COMA
El otro día recibí una llamada para una entrevista de trabajo (después de las decenas de CV enviados). La cosa no pintaba mal: importante grupo financiero, buena zona; al fin llega mi oportunidad como tantas veces pensé.
Llega el día D; somos varios candidatos. Después de ser deslumbrados por el brillo de sus corbatas, pasamos a una pequeña sala. Breve presentación de cada candidato, licenciaturas, masters, idiomas... y exposición de la oferta en cuestión: venta de fondos de inversión por teléfono, inversión mínima de 15.000 euros, comisión ridícula. No hay sueldo, todo es variable. Hay la posibilidad de que el 2% pase esta "fase" y ocupe otro cargo en la compañía (¿qué otra sorpresa nos espera?).
El rechazo es unánime pero, manso, nadie alza la voz. Bajamos sin hablar en el ascensor, vestidos con nuestros mejores trajes; la cabeza baja, la mirada perdida, rumbo de nuevo hacia nuestra vida, hacia nuestra cotidiana desesperación. Seguimos avanzando cada día más cerca del abismo. F.I.R., Madrid.
F.I.R., Madrid podría ir entre paréntesis, pero también sin ellos.
Adaptado de: El País, 24-2-2004.

COMAS, INTERROGACIONES Y EXCLAMACIONES
(Llaman en esto a la puerta de la calle. Va JAIMITO a abrir. Lo hace, y entra DOÑA ANTONIA, medio llorando, con un gran disgusto encima).
DOÑA ANTONIA: ¡Ay, Dios mío, Dios mío! ¿Está mi hijo aquí...?
CHUSA: (Intentando ocultarle) No... me parece que no ha venido. ¿Ha venido? (A JAIMITO).
JAIMITO: Yo, desde luego, no le he visto. ¿Qué ha pasado? ¿Se encuentra usted mal? Siéntese mujer. Y cálmese.
DOÑA ANTONIA: ¡Ay, Dios mío, Dios mío, qué desgracia tan grande!
CHUSA: (A JAIMITO) Tráele agua o algo...
DOÑA ANTONIA: (Ve la gorra de ALBERTO) ¿Y esto? ¿Está aquí? ¿Dónde está? ¡Alberto, hijo...! ¡Hijo...!
(Se miran JAIMITO y CHUSA. Como la cosa parece seria deciden llamarle).
JAIMITO: (Llamando a la puerta del cuarto) ¡Alberto! Oye sal. ¡Sal un momento, anda. Es tu madre!
(Se abre la puerta del cuarto y aparece ALBERTO a medio vestir. Se acerca a su madre que sigue ahogada del disgusto en una butaca. Todos alrededor).
ALBERTO: Madre, ¿qué pasa?
DOÑA ANTONIA: ¡Ay, qué disgusto, hijo mío de mi alma! ¡Dios mío, Dios mío!
ALBERTO: Pero, ¿qué pasa, madre? ¡Quiere hablar de una vez! ¿Qué pasa?
DOÑA ANTONIA: ¡Tu padre, hijo, tu padre! ¡Que ha salido de la cárcel!
(Cara estupefacta de todos ante la noticia. Y oscuro).
José Luis Alonso de Santos, Bajarse al moro

COMAS Y PUNTOS SUSPENSIVOS
Comedor en casa de DOÑA DOLORES
(Están MANOLITA y JULIO.)
JULIO. Perdón, Manolita. El otro día no supe lo que decía.
MANOLITA. Pues yo lo entendí muy bien.
JULIO. Bueno Si lo piensas, eso al fin y al cabo no quiere decir nada.
MANOLITA. ¿Ah, no?
JULIO. Quiere decir sólo que uno está enfadado. Y yo estaba enfadado.
MANOLITA. Pues yo también lo estoy ahora.
JULIO. Manolita Yo no tengo la culpa de lo que me pasa De que me gustes, quiero decir Es a lo mejor por vivir tan cerca
MANOLITA. ¿Nada más que por eso?
JULIO. Quiero decir que si tú vivieras en otro barrio, muy lejos, no te habría conocido Y, entonces, no me habría enamorado de ti.
MANOLITA. Hombre, claro.
JULIO. Pero viviendo puerta por puerta
MANOLITA. ¡Qué cosas dices!
JULIO. Sí, tonterías Pero es que yo no sé cómo hablar.
MANOLITA. Pues no hables. Nadie te lo pide.
JULIO. A mí no me importa que quieras ser artista Lo he pensado.
MANOLITA. (Sarcástica.) ¡Ah!, ¿me das permiso?
Fernando Fernán-Gómez, Las bicicletas son para el verano

TODO
Disminuyen, en proporción que debía alarmar a una sociedad consciente, las formas de una vida social consagradas al puro placer del diálogo inteligente (...). Si se juntan bajo un mismo techo media docena de personas, pronto se les irán las manos a unos mazos de naipes, pronto se verán sentados alrededor de una mesa tanto por el señuelo del juego como por huir de ese terrible espectro de la conversación del tener que decir algo o pensar algo por su cuenta. Los famosos salons” (las reuniones del siglo XVII y XVIII de la sociedad francesa) eran, según consenso de los historiadores de la cultura y la lengua, oficinas libres donde el habla se pulía, se enjoyaba buscando los aciertos y sutilezas de expresión (...). Siéntese a una mesa a cuatro personas, provéaseles de sendos vasos de bebida y de una prudente porción de tiempo y se habrá encendido la chispa de una conversación. Estos hombres viven con los demás; conviven. Pero sitúese en un taburete sin respaldo en un mostrador en la famosa barra a un humano. No está de cara a ningún prójimo, nada le incita a hablar y, encerrado en sí, sin más horizonte que su vaso y la botella, bebe y calla en tristísima soledad.
Pedro Salinas, El defensor

COMAS
1. No le gustan las manzanas, las peras, las naranjas ni los plátanos.
2. Juan, no te comas el pastel de Manuel.
3. Los bailes populares, como la sevillana, la jota, el chotis, etc., están siendo promocionados.
4. Lima, 20 de diciembre de 2007.
5. Juan Ramón Jiménez, el andaluz universal, nos dejó una gran obra literaria.
6. Te he dicho cuanto sé; así pues, no haré más comentario.
7. En Valencia se cultiva el naranjo; en Jerez, la vid.
8. Cogieron muchas cerezas, aunque todas picadas por los pájaros.
9. No conseguí la entrada, así que no iré al fútbol.
10. No ganó el premio, ya que fue descalificado.
11. PALOMARES RUIZ, Ascensión: Nuevos retos educativos.
12. Sí,, lo que usted quiera.
13. Hoy me he levantado tarde, he desayunado y he ido al colegio en bicicleta.
14. Llegó a la estación, recogió a su hermano y volvieron juntos.
15. Tienes que contratar un servidor si quieres subir una web a internet. Aquí no hay ninguna coma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada