domingo, 23 de septiembre de 2012

PRINCIPALES TÓPICOS LITERARIOS


TÓPICOS LITERARIOS

Un tópico literario es un motivo o una configuración estable de varios motivos consagrados que se han utilizado con frecuencia en determinados periodos de la historia literaria.

Amor post mortem: “Amor más allá de la muerte”. Carácter eterno del amor, sentimiento que perdura después de la muerte física.

Aurea mediocritas: “Dorada medianía”. Exalta la mediocridad, entendida como sencillez y naturalidad, alejada de la ostentación.

Beatus ille: Dichoso/feliz aquel”. Elogio de la vida campesina, rural, frente al ajetreo urbano y cortesano, que es considerado perjudicial. Su variante castellana es el menosprecio de corte y la alabanza de aldea.

Captatio benevolentiae: Pretende captar la benevolencia y atención del público.

Carpe diem: “Goza el día”. Incita a aprovechar la juventud, debido al paso rápido del tiempo. Este tópico recuerda el collige, virgo, rosas (“coge, virgen, las rosas”), que en este caso se aplica particularmente a una joven, a la que se invita a gozar del amor (simbolizado en la rosa) antes de que el tiempo le robe los mejores años.

Contemptus mundi: Desprecio del mundo”. Menosprecio del mundo y de la vida terrena que no son otra cosa que un valle de lágrimas y de dolor.

Descriptio puellae: “Descripción de la joven”. Descripción física enumerativa-gradativa de una joven siguiendo un orden descendente: cabeza, cuello, manos...

Edad de oro: Época irrecuperable, anterior, considerada superior a la actual (Edad de hierro).

Exordio: Sirve para exponer los motivos que han impulsado a la creación de una obra; suele incluir ideas o frases del tipo: “ofrezco cosas nunca antes dicha (u oídas)”, “el que posee conocimientos debe divulgarlos”, “hay que evitar la ociosidad”; y la dedicatoria a un amigo, a Dios…

Fortuna nunquam sistit in eoduem statu: “La fortuna nunca se detiene en el mismo sitio”. Alude al carácter inconstante de la fortuna. Semejante a levis es fortuna (“la fortuna es leve”) y fortuna mutabile (“fortuna cambiante”).

Fugit irreparabile tempus: “El tiempo pasa irremediablemente”. Carácter irrecuperable del tiempo vivido: evocación de la condición fugaz de la vida humana.

Homo viator: “El hombre es viajero”. Carácter itinerante del vivir humano, considerada la existencia como "camino", viaje o peregrinación.

Invocación a la naturaleza: El yo poético convoca a ríos, árboles, animales… como interlocutores y testigos de su dolor.

Locus amoenus: “Lugar agradable, ameno”. Carácter mítico del paisaje ideal, relacionado con el Elíseo o el Paraíso (con su eterna primavera, libre de trastornos meteorológicos) y descrito bucólicamente a través de sus diversos componentes (verdes pradera, árboles que brindan sombra, fuentes cristalinas, flores, pájaros que cantan…) y relacionado, casi siempre, con el sentimiento amoroso.

Memento mori: “Recuerda que has de morir”. Advierte de que llegará la muerte (muerte como fin de la vida).

Miseria hominis: “La miseria del hombre”. Alude al carácter negativo de la existencia humana.

Modestia simulada o falsa modestia: El narrador o la voz poética se excusa por ser incompetente, por no estar a la altura de lo que exige su tarea, por su debilidad, su escasa preparación o su lenguaje grosero e inculto. Frecuentemente aparece ligado a la captatio benevoentiae.

Omnia mors aequat, aequo pulsat pede: “La muerte iguala a todos”, “golpea con igual pie”. La muerte nos iguala: llega a todos y no respeta jerarquías.

Quotidie morimur: Morimos cada día”. La vida es un camino hacia la muerte; cada momento de la vida es un paso más que nos acerca al final de la existencia.

Reprobatio amoris: “Reprobación del amor”. Condena el sentimiento amoroso como negativo para la moral y el espíritu.

Secretum iter: “El camino escondido”. Se refiere al carácter apartado, escondido, del camino que lleva a la vida descansada y serena.

Theatrum mundi: El teatro del mundo”. Carácter representativo del mundo y de la vida, entendidos como escenarios dramáticos en que diversos actores -los hombres- representan los papeles de una obra ya escrita. (Variante: vita theatrum).

Ubi sunt?: ¿Dónde están?”. Carácter desconocido del más allá, de la otra orilla de la muerte, materializado en interrogaciones retóricas acerca del destino o paradero de grandes hombres que han muerto.

Vanitas vanitatis: Vanidad de vanidades”. Carácter engañoso de las apariencias. Considera vana la ambición humana, la cual debe rechazarse.

Vita flumen: La vida como río”. Carácter fluyente de la existencia humana, equiparada a un río que avanza, sin detenerse, hasta fundirse en el mar, su muerte.

Vita somnium: “La vida como sueño”. Carácter onírico de la vida humana, entendida como un sueño irreal, una ficción extraña y pasajera.

Vivere secum: “Vivir consigo, hacia dentro”. Se alude a que, llevando una existencia partada, se consigue el conocimiento de uno mismo. Se suele conectar con el beatus ille.

3 comentarios: